Descanso

La Importancia del Descanso en el Fitness

Siempre hemos visto la importancia de realizar el ejercicio correctamente, realizando los entrenamientos de forma adecuada pero en muy raras ocasiones reparamos en la realización correcta de los descansos. Si es importante entrenar el cuerpo y trabajar los músculos, descansar es igual de importante, pues el resultado de los entrenamientos va estrechamente ligado a los descansos. Además de un buen calentamiento, una hidratación adecuada y una correcta alimentación (Checa la sección Nutrición de mi página web), es necesario el descanso para que el cuerpo se recupere y asimile bien las sesiones de entrenamiento.

No podemos tener a nuestros músculos en constante tensión, en toda actividad física es necesario dar un tiempo de para que el cuerpo descanse. Es un error muy común en muchos deportistas programar el descanso sólo cuando el cuerpo llega al límite y en realidad, tomarse un descanso sólo cuando aparece la fatiga no es una buena referencia, pues no siempre se presenta la lesión en el mismo momento. Una sesión demasiado larga puede provocar problemas articulares, tendinosos y musculares semanas después.

Sin el reposo adecuado, tu cuerpo y los músculos no tienen el tiempo necesario para reconstruirse y rejuvenecer, lo que puede causar algunos efectos secundarios desagradables. Si no damos a nuestro cuerpo días de descanso, el estrés se va a sumar. Los niveles de cortisol se volverán crónicamente elevados. Esto causa problemas como el almacenamiento de grasa, problemas de tiroides y otros problemas hormonales.

Los días de descanso son cruciales no sólo para darle a tu cuerpo tiempo para recuperarte de los entrenamientos, sino también para ayudar a que tus músculos se vuelvan más fuertes y más grandes a medida que se reconstruyen.

Escuchas a los atletas de élite hablar de tomar días de descanso y días de recuperación, pero un día de descanso es importante, incluso si no te consideras un atleta. Así que, si acabas de comenzar un plan de entrenamiento o una rutina de ejercicios y eres nuevo en los estímulos y el estrés físico de hacer ejercicio, o si has estado trabajando a tu capacidad máxima todos los días, debes de asegurarte de darle a tu cuerpo un descanso de vez en cuando. Sin días de descanso efectivos, te arriesgas a perjudicar todo el trabajo duro que has estado haciendo.

Día tras día con poco tiempo entre sesiones de entrenamiento pesado, el músculo puede no tener tiempo para recuperarse por completo, y en realidad verás una disminución en la fuerza, el poder y la resistencia o peor aún te expones a lesiones o te enfermes.

El entrenamiento provoca desgarros microscópicos en el tejido muscular. A medida que tu cuerpo repara el daño, remodela tus músculos en versiones más grandes y fuertes de sí mismos para que sean más capaces de manejar las tensiones y la exigencia de entrenar la próxima vez. Este proceso también implica una cierta cantidad de inflamación, que puede tardar hasta tres días en resolverse.

Además de los efectos físicos, los entrenamientos intensos también pueden gravar el sistema nervioso. En un día de recuperación, el sistema nervioso simpático, la respuesta de" lucha o huida, disminuye y se estimula el sistema nervioso parasimpático (calmante). Esto permite que el cuerpo descanse y se relaje, los niveles de cortisol disminuyan, los músculos descansen y se reconstruyan más fuerte, y las tiendas de carbohidratos se recuperen.

El cuerpo mejora porque el descanso ayuda a hacer crecer y recompone los músculos. De hecho, tras el descanso los músculos rinden mucho más porque han reposado y se encuentran frescos frente a un nuevo entrenamiento.

 

Tiempos de sueño y días de descanso

Para una total recuperación del deportista se requiere dormir al menos 8 horas.

Descansar no sólo depende de las horas de sueño sino también de tener un buen colchón, una almohada y un buen espacio de descanso. La necesidad de descanso depende de la intensidad y la longitud de los entrenamientos, además de la forma física y la edad de cada uno, pero los expertos aconsejan descansar mínimo un día a la semana, aunque para principiantes se recomienda un día de descanso entre los entrenamientos. Además, si empiezas a sentir que te cuesta el entrenar duro, debes tomarlo como una señal para tomar un día libre y no esforzarte haciendo mucho de nada.

 

Alimentación e hidratación los días de descanso

Un día de descanso significa que te estás dando un día libre de entrenamiento, no un día libre de tu dieta. Siempre es importante asegurarte de que estás obteniendo suficientes macronutrientes, como carbohidratos, grasas y proteínas, manteniéndote adecuadamente hidratado y repostando tu cuerpo con tu ingesta de proteínas, suficiente proteína e hidratarte cada día da a tus músculos la mejor oportunidad de reconstruirte tan fuerte como sea posible después de un solo entrenamiento. ¿Qué mejor argumento hay para tomar un día de descanso y reabastecer tu cuerpo?.

Día de descanso vs. día de recuperación

Si te sientes completamente fuera de onda en un entrenamiento duro, no dudes en darte un día de descanso completo.

Los días de reposo totalmente pasivos son importantes para reponer las tiendas de nutrientes.

Pero si te sientes bien, o simplemente un poco dolorido, considera realizar "actividades de recuperación" como caminar, andar en bicicleta, nadar o yoga, junto con la espuma que enrollar los músculos, todo lo cual aumentará el flujo sanguíneo a tus músculos, mejorando los nutrientes de entrega que facilitan su reparación y crecimiento, y eliminan las sustancias que los obstaculizan.

  • Facebook Clean
  • Twitter limpio
  • White YouTube Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Instagram Icon
  • White LinkedIn Icon
Fatto in Casa - Pizza, Empanadas y Lasagna

Ciudad de México / Mexico City

México

Cel.: (55) 1706 9992

Cell: +52 55 1706 9992

Designed by:

 All rights reserved 2020