El Fitness es la verdadera Fuente de la Juventud

Actualizado: 17 ene


La ciencia emergente de la epigenética, los cambios en la expresión génica, muestra que el 80% de la forma en que envejecemos está relacionada con nuestro comportamiento y las elecciones que hacemos todos los días con respecto a la comida, el sueño, el ejercicio y cómo manejamos el estrés tienen un profundo impacto en cómo nos sentimos y funcionamos.


Si bien el envejecimiento es un hecho de la vida, la buena noticia es que podemos reparar nuestro ADN y rejuvenecer las células de nuestro cuerpo a través de hábitos saludables y opciones de estilo de vida.

Los estudios muestran que la incidencia de enfermedades crónicas, como el cáncer, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes, podría reducirse hasta en un 80% mediante la medicina del estilo de vida con el ejercicio como componente clave.


Podemos retrasar el proceso de envejecimiento adoptando un compromiso temprano y regular con el ejercicio, para mejorar la fuerza, el equilibrio, el acondicionamiento general y el bienestar.


El Ejercicio como Medicina

Los beneficios del ejercicio físico regular pueden ser más poderosos que cualquier píldora, procedimiento o intervención quirúrgica. La aptitud física tiene un efecto de optimización sin precedentes en la salud al reducir o revertir el riesgo de obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares, cáncer, hipertensión, depresión y ansiedad.


Un programa de ejercicio regular aumenta la inmunidad y la función cognitiva, fortalece los huesos y las articulaciones y reduce los riesgos de caídas, todo con el beneficio de un mayor bienestar y autoestima. La literatura médica informa que el ejercicio practicado regularmente (cardio, entrenamiento de fuerza, flexibilidad y equilibrio) es la mejor manera de retrasar y revertir las consecuencias negativas del envejecimiento. La investigación ha demostrado que el grado de aptitud física de una persona es un excelente predictor de la esperanza de vida y la calidad de vida.


Un compromiso constante con el ejercicio que incluye actividad frecuente durante todo el día, en combinación con una dieta basada en plantas sin procesar, es la mejor medicina disponible para promover un envejecimiento saludable y feliz.


Manténte Fuerte

Un cuerpo fuerte es un cuerpo sano. El entrenamiento de fuerza regular es esencial para reducir el grado de sarcopenia, la pérdida inevitable de músculo esquelético que ocurre con el envejecimiento. La pérdida de masa muscular daña nuestros huesos y articulaciones y puede afectar seriamente el bienestar físico y emocional. También conlleva el riesgo de fatiga, caídas y enfermedades crónicas y una pérdida de independencia. La buena noticia es que esta condición puede ser reversible a cualquier edad. De hecho, en un estudio, solo 8 semanas de un programa de "entrenamiento de resistencia de alta intensidad" mejoraron las habilidades físicas de los residentes frágiles de hogares de ancianos de 90 años o más.


Nunca es demasiado tarde para comenzar un programa de entrenamiento de fuerza con pesas libres, bandas de resistencia o máquinas.

Los ejercicios que mejoran el equilibrio deben ser una parte integral de su programa de acondicionamiento físico. Debemos usar y alentar a nuestros cuerpos a apoyar nuestra columna vertebral y articulaciones afinando nuestra conciencia de cómo nos movemos a través del día a propósito. Una práctica diaria de sentadillas, estocadas y ejercicios de fortalecimiento hará el truco. El Tai Chi es otro método suave y efectivo para apoyar un cuerpo sano y equilibrado: los movimientos fluidos y suaves promueven la flexibilidad, la fuerza y el reentrenamiento postural. Estar conectado a tierra y fuerte promueve la confianza en el cuerpo e imbuye una sensación de vitalidad.


Todos podemos cosechar los beneficios de rebobinar nuestros relojes biológicos que determinan nuestra "edad funcional" manteniéndonos fuertes. Siempre consulte primero a un médico, fisioterapeuta o entrenador experto para proporcionar pautas seguras sobre la técnica, el momento y la mejor manera de avanzar en su programa para maximizar los resultados y prevenir lesiones.


Manténte en el juego libre de lesiones

Si bien pueden ocurrir lesiones, es importante recordar que el riesgo de NO hacer ejercicio siempre es mayor que el esguince o distensión muscular ocasional, las lesiones deportivas más comunes.

Las lesiones suelen ocurrir cuando levantamos o entrenamos demasiado duro o con mala técnica, o cuando hacemos ejercicio estando cansados o distraídos. La mayoría de las lesiones deportivas son autolimitadas y se curan dentro de 6-8 semanas con un régimen de modificación de descanso / ejercicio, hielo, calor e hidratación y una dieta saludable.


Sin embargo, si necesitas un médico para tu dolor o lesión, debes buscar un médico que te escuche y te haga un exámen físico completo y práctico, que no solo se trate en función de los resultados de tus rayos X o resonancia magnética. Nunca debes aceptar una píldora o un procedimiento sin comprender los riesgos y beneficios.

Recuerda, el dolor es una señal y tu médico debe tratar de comprender la causa raíz, apoyar la curación y prescribir rehabilitación para prevenir lesiones futuras.


La mayoría de las lesiones deportivas son mecánicas y el tratamiento óptimo también debe ser mecánico, como estiramientos, manipulación osteopática, fisioterapia y ejercicio en casa. Todos los medicamentos, especialmente los opioides, incluso los de venta libre, conllevan riesgos y efectos secundarios. Los regímenes de autocuración natural que incluyen una dieta antiinflamatoria hidratación, descanso y una suave vuelta al ejercicio son tus mejores opciones.


Estrategias para el Exito

Todos queremos envejecer bien, libres de los problemas causados ​​por el desacondicionamiento y la inactividad. Tu meta debe ser de 150 minutos de actividad moderada a vigorosa cada semana. Para mantenerte comprometido con el programa, debes adoptar la mentalidad de un atleta.

Eso significa:

  • Un programa de entrenamiento regular.

  • Respalda tu régimen de acondicionamiento físico reiniciando con sueño, hidratación y una dieta de alimentos integrales a base de plantas para obtener un combustible óptimo.

  • Haz que el ejercicio sea divertido.

  • Prográmalo en tu calendario.

  • Descarga una aplicación que te permita establecer objetivos de pasos y monitorear tu progreso.

  • Puede resultarte útil moverte con música o invitar a un amigo o familiar a unirse a la diversión.

  • Contrata a un Personal Trainer con probada experiencia en entrenamiento de adultos y que te motive.

La verdadera Fuente de la Juventud radica en elegir un estilo de vida de Fitness y alimentación que apoye el funcionamiento óptimo y reduzca significativamente la tasa de enfermedades crónicas, fragilidad, lesiones e inmovilidad. El ejercicio físico sigue siendo el mejor remedio para retrasar y prevenir las consecuencias negativas del envejecimiento.


Haz el cambio AHORA para abrazar una Sana Vida de actividad física para una vida mejor y más larga. Una mente y un cuerpo sanos constituyen la mejor póliza de seguro médico.


Fuente: Lillie Rosenthal, DO en asociación con Blue Shield of California Diciembre 2018

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo